¿Es usted un buen candidato?

¿Cuándo está indicada una rinoplastia?

El mejor candidato para una rinoplastia es aquel que desea una mejoría estética de su nariz, pero no una nariz “perfecta” o parecida a la de alguien. Igualmente pueden beneficiarse de una rinoplastia aquellos pacientes que presentan problemas respiratorios de origen nasal y de tipo obstructivo, asociados o no a problemas estéticos. Tenga en cuenta no obstante, que las correcciones funcionales y las correcciones estéticas son, en ocasiones, incompatibles. Los pacientes que ya han sido operados de rinoplastia o los que han tenido traumatismos nasales graves son más difíciles de resolver. Este procedimiento puede ayudarle a tener una mejor autoestima, pero no necesariamente cambiará la actitud de los demás hacia usted. No debe pensar que una rinoplastia le va a ofrecer una imagen perfecta o una mejor relación con los demás. Rara vez una rinoplastia adecuadamente realizada cambiará su rostro de forma significativa.

¿Cuándo está contraindicada una rinoplastia?

Una rinoplastia no debe ser realizada en pacientes que presentan alguna infección activa en su cuerpo, en pacientes con alteraciones de la coagulación de la sangre o en la cicatrización de los tejidos, en pacientes con debilidad en el sistema inmune o en pacientes que están o pudieran estar embarazadas. Cualquier paciente con una enfermedad mental en tratamiento debería esperar a la estabilización o resolución de su estado. Pacientes con expectativas poco realistas o perfeccionistas no deberían someterse a una rinoplastia. Algunas de estas circunstancias suponen una contraindicación temporal, otras suponen una contraindicación absoluta.